Las diferencias que existen entre biodegradable y compostable

0 comentarios

¿Qué diferencias existen entre degradable, biodegradable, compostable y reciclable?

Cuando compramos productos ecológicos puede que no sepamos exactamente que función cumplen realmente para ser ecológicos y como esos productos desaparecen (o no) por si solos o también, como ayudar nosotros a su desaparición sin necesidad de contaminar al medioambiente.

Los productos degradables.

Cuando un producto es degradable significa que se podrá descomponer en sustancias más pequeñas, por ejemplo, el plástico en este caso se terminará descomponiendo en partículas tan finas que sean casi invisibles. La diferencia entre un plástico normal y otro que es degradable es que a este último se le han añadido unos productos químicos que aceleran esa degradación o descomposición del plástico. Por ejemplo, se puede añadir un aditivo a un plástico común que al ser inducidos por la luz ultra violeta se descomponga más rápido, esto se conoce como: fotodegradable, o también por oxidación: oxo-degradable.  

Aunque estos procesos consigan que la mayor parte del plástico desaparezca, siempre quedarán unas piezas muy pequeñas o un polvo que quizás pueda ser casi invisible que en cuestión de años es posible que esas piezas tengan un tamaño tan pequeño como para ser asimiladas por los microorganismos.

Los productos biodegradables.

Los productos son biodegradables si una vez que han sido usados se descomponen de forma natural por organismos vivientes y sin la necesidad de tener que agregar productos químicos que aceleren esa descomposición. Estos productos se pueden llegar a convertir en nutrientes y tardan unos meses en descomponerse totalmente. El número de meses dependerá de la cantidad de oxígeno, de la humedad, o también de la temperatura.

Es importante señalar que algunos plásticos que están compuestos, en parte, por elementos renovables no significa que se procesen de forma biodegradable. Seguirán siendo degradables, pero no volverán a la naturaleza y no podrán ser procesados por microorganismos.

Los productos compostables.

Los productos que son biodegradables no significa que vayan a ser compostables, pues para que un producto sea compostable significará que ese material se degrada de una forma mucho más rápida y biológicamente produciendo dióxido de carbono, agua o compuestos orgánicos al igual que le resto de la materia orgánica, sin dejar residuos tóxicos visibles.

Productos reciclables.

Los plásticos comunes, fabricados con polietileno y cuya descomposición tarda entre cien o más de cien años en descomponerse también pueden ser reciclados. ¿Y cómo se recicla? Pues lo principal es depositar los plásticos siempre en el contenedor amarillo, y de este modo las plantas de reciclaje se encargarán de transformar todo ese plástico en granulado plástico que servirá para poder crear otros productos.

La conclusión que podemos sacar de todo esto es que hoy en día es necesario reciclar siempre todos los productos, tanto de plástico, como de vidrio o de otros materiales. También, que los plásticos de un solo uso deben de empezar a sustituirse por otros de un plazo más largo o de materiales que puedan ser biodegradables o compostables.

Diferenciando estos términos y reciclando a diario ayudaremos al medio ambiente a seguir su curso y a reducir la contaminación del planeta que nos rodea.